Tuesday, December 6, 2011

Day 68:Waiting...

Waiting on a sinusoidal wave between a patient calm and a frantic frenzy in the search for an invitation to Libya to be secured before a visa is issued... waiting waiting waiting safely and securely with no troubles except the interruption of my pilgrimage. I'll have to suffer the aches and pains all over again once I restart the daily walks. Ah well. So it goes. Life is still good. More soon, when the waiting is over.


3 comments:

Sheila Phelan Wright said...

waiting, waiting, waiting with you.
Can't wait to hear what's next.

ksam said...

Hearing the comment from your previous post...Let our Pilgrim thru!!!

Juan Maria said...

Hola Ann.
Cuando uno sale de su casa, país, familia, gente, y se pone en camino, todo tu mundo se transforma y aunque tu yo personal siempre va contigo, pero la familia y amistades se convierten en las personas que día a día vas encontrando.
El peregrino es un ser muy frágil y vulnerable, necesita de los demás para poder hacer el camino en cada jornada; pero principalmente tiene necesidad de una mano mucho más poderosa, y esa fuerza “viene de lo alto”.
Lanzaste una especie de pequeña ayuda y hablaste incluso del rosario, eso está muy bien, pues también ella, María, está en tu camino.
¡Ánimo!